Se intensifican quejas contra las vivienderas

 Se intensifican quejas contra las vivienderas

5 Agosto, 2013 – 21:00

Sandra Cervantes / El Economista

Foto Archivo EE: Francisco Peña

Miles de familias de Sinaloa, Chihuaha, Nayarit, Jalisco, Estado de México y Baja California sumaron fuerzas para enfrentar presuntos fraudes inmobiliarios, a través de la asociación Tijuanenses Unidos por Una Vivienda Digna.

Guadalupe Óliver Vázquez, líder de la asociación civil, vivió su propio calvario en 1998, cuando adquirió una vivienda en malas condiciones, en el fraccionamiento Pórticos de San Antonio.

El complejo, construido por la desarrolladora GEO, recibió un financiamiento del Infonavit por más de 65 millones de pesos, para construir 1,120 unidades, comenta. El problema fue que las casas de 45 metros cuadrados estaban hechas con materiales de baja calidad, con alambrón del grosor de un lápiz, en lugar de varilla, y con paredes de apenas cuatro pulgadas de espesor, que además tenían cartón como relleno.

“Yo inicié esta lucha desde hace 15 años defendiendo mis derechos, porque no estoy denunciando mentiras, ahí están las pruebas.

En su momento, la Dirección de Bomberos y la de Protección Civil de Tijuana lo declararon (al fraccionamiento) zona de riesgo y el Colegio de Ingenieros de Tijuana sugirió demoler las casas”, manifiesta.

“A partir de entonces, me di a la tarea de investigar y de ir tras los responsables. En el camino, me di cuenta de que son miles de familias las que tienen los mismos problemas y es por ello, que en el 2011 se formalizó la asociación”.

TIJUANA, EL EPICENTRO

Actualmente, cerca de 1,200 familias están representadas por el organismo civil Tijuanenses Unidos por Una Vivienda Digna, residentes de 22 diferentes fraccionamientos de la ciudad, tales como Villa Fontana, Villa del Sol, Real de San Francisco, Las Fuentes, Colinas de California, Patrimonio Alamar, El Laurel, Villas de Baja California, por mencionar algunas, todos ellos de las empresas GEO, URBI, Homex, las tres vivienderas que actualmente atraviesan por problemas financieros, particularmente por un nivel de deuda elevado.

Cada sábado, los ciudadanos afectados se reúnen para ver qué avances tienen como asociación, pues Óliver Vázquez ha acudido a entablar denuncias ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), la Procuraduría General de la República (PGR) y otras instancias, donde el principal señalado es el Infonavit.

“En noviembre iremos al DF a entrevistarnos con diputados y senadores; buscaremos llegar a Los Pinos, porque este es un problema nacional, donde incluso el presidente Enrique Peña deberá responder por esta serie de atropellos y fraudes”, advierte.

El dirigente extendió este movimiento a las entidades de Chihuahua, Sinaloa, Nayarit, Jalisco y Estado de México, donde estima que son 1 millón y medio de familias las afectadas.

APIT LAMENTA SITUACIÓN

Perjuicios en contra de los ciudadanos, como defectos de construcción de las viviendas, falta de servicios como el drenaje, contratos ventajosos a 30 años y sin firmas, así como demandas de las propias hipotecarias por impagos, son las causas de lucha de esta asociación, explica.

En palabras de Rodrigo Márquez Muñoz, presidente de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios de Tijuana (APIT), se trata de una situación lamentable, que se avizora complicada en el futuro, ya que son muchas las familias afectadas.

“Aquí la incongruencia es que el Infonavit haya autorizado en el Registro Único de Vivienda estos fraccionamientos y que la supervisión técnica no se haya percatado de estos defectos”, comenta.

“Sí es algo controversial, lamentable, en particular este fraccionamiento de GEO, al que hace alusión Óliver, que por obtener ganancias más importantes pongan en riesgo la seguridad de tantas familias. En la APIT, lo vemos como una práctica deshonesta y nos queda la controversia de qué fue lo que sucedió con la supervisión del Infonavit”.

Considera loable la acción de esta asociación civil, ya que son miles de familias las que se encuentran en problemas con su patrimonio y que requieren de apoyo.

scervantes@eleconomista.mx

Asofom no tiene problemas con vivienderasBuscan colocar deuda en Bolsa 15 desarrolladoras Vivienderas medianas se benefician de mala racha de las grandesDesarrollo en zonas lejanas puede salvar a vivienderas: BBVA

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *